Miércoles, 03 Febrero 2021 22:03

EL MUNICIPIO CONTINÚA CON LAS TAREAS DE DESPEJE DE ÁRBOLES

 

 

Cuadrillas de los distintos CEPAR continuaron hoy con las tareas de despeje de árboles y ramas caídas tras los vientos que se desataron el lunes por la noche y el miércoles por la madrugada.

Plazas, paseos públicos, calles, avenidas y más de un centenar de viviendas particulares se vieron afectadas por la caída de árboles y ramas de diferente porte en casi todos los barrios, aunque las zonas más afectadas son el Sur y el Oste donde más incidentes se registraron para realizar las tareas de despeje.

Si bien la tarea y responsabilidad municipal son las especies ubicadas en la vía públicas, también se acompañó junto a la Dirección de Protección Ciudadana y cuadrillas operativas a distintas familias que solicitaron asistencia por situaciones dentro de las viviendas.

Las solicitudes que se receptaron durante estos últimos días en el call center 4470000 y en PC 4474247 se están respondiendo con prioridades de acuerdo al peligro que representan para la vivienda o los bienes públicos, por lo que se pidió a la población paciencia a la vez que se agradeció la colaboración de vecinos y entidades como el Ejército Argentino y Defensa Civil que se sumaron a la tarea.  

Esta mañana la intendenta Inés Brizuela y doria recibió un informe preliminar de los acontecido con los más de 290 árboles que se llevan intervenido hasta el momento y se identificó que en su mayoría las especies que derribaron los vientos de las últimas horas poseen raíces superficiales, por lo que se evaluarán métodos para que las especies que se implanten no corran el mismo destino.

También, la jefa comunal solicitó a las áreas pertinentes que se resguarde la madera extraída para la construcción de mobiliario público.

Por su parte la Secretaría de Ambiente lamentó la profunda pérdida ocasionada por los vientos que se llevaron árboles de más de 100 años en la ciudad, a la vez que adelantó que se intensificarán las tareas de poda y mantenimiento de la arboleda. Además, se indicó que ninguno de los árboles caídos, tenían pedido de extracción, por lo que la situación se encuadró dentro de los imponderables de un fenómeno meteorológico.

Las tareas de los diferentes grupos operativos de los CEPAR continuarán en los próximos días con los trabajos que no representan peligros inminentes ya que se estima que las tareas de recuperación ocuparán más tiempo de lo previsto.

Visto 59 veces