Vecinas, vecinos. Ser la intendenta de la ciudad de La Rioja, es el compromiso más grande de mi vida. Y ser la primera mujer en ejercer el cargo en su historia institucional, es un desafío aun mayor, sobre todos porque tengo que administrar la ciudad que amo, la de Todos Los Santos para el fundador, la de todos los azahares para el poeta. Para mí, la de todos los riojanos. 

Los que vivimos aquí, a los pies del Velasco, llevamos muchos años escuchando pretextos para no hacer, pero necesitamos actuar ya y sé que podemos avanzar, con el acompañamiento de todos a pesar de los contextos difíciles. 

Por eso quiero proponerles un pacto de confianza; una alianza entre vecinos y municipio para que los esfuerzos de todos vean buenos frutos. 

Juntos vamos a transformar nuestra ciudad en un lugar amigable con el ambiente, inclusivo en las diferencias, generoso con nuestros mayores y solidario con el que nos visita.

La tarea es inmensa, pero lo vamos a hacer obrando con transparencia y honestidad. 

Tenemos un destino común. Vamos a conquistarlo para vivir un poco mejor cada día. 

La Rioja... nos necesita a todos.