CAMINO A LA LIBERTAD

El traslado de los animales del ex zoológico Yastay está en marcha. La intendenta Inés Brizuela y Doria firmó un nuevo convenio con el Santuario Animal Tekove Mymba de Entre Ríos para alojar en un predio de mas de 15 hectárea a los grandes felinos y dos osos que vivieron en cautiverio en los últimos años.

Si bien fueron rescatados hace más de dos décadas por las autoridades municipales, de circos y otros espacios que los abandonaron o los maltrataban, la ley provincial 9926 sancionada en diciembre de 2016 por iniciativa de la entonces legisladora provincial Inés Brizuela y Doria (actual intendenta de la Capital) prohibió el funcionamiento de zoológicos, circos y espectáculos con animales en todo el territorio riojano.

Hoy la delegación que se prepara para comenzar su vida en un estado de semilibertad son seis tigres, tres leones, dos ligres, dos osos y ocho pumas adultos que tendrá una mejor calidad de vida en este predio que en los recintos en los que se encuentran alojados ahora en el transformado Centro de Preservación y Rescate Yastay de la Capital.

Gracias a una inversión importante de la Municipalidad, en octubre de 2022 se inició la construcción de las jaulas de traslado, en tanto que la fundación Tekove Mymba recibió el alambre fabricado en China bajo estándares internacionales para la construcción de los recintos para que estos animales se muevan en un espacio controlado.

Previamente y para que los felinos no pierdan la vida en la manada con la que se criaron, se le realizó una vasectomía al tigre y de esta manera se preserva su vínculo comunitario, evitando la posibilidad de reproducción en un ambiente exótico.

LOS QUE YA FUERON LIBERADOS

Te contamos que ya tenemos pioneros viviendo esta experiencia en el predio de Tekove Mymba .

Esta historia comenzó en 2020 con la firma del primer convenio entre el municipio de la Capital riojana y la fundación Tekove Mymba que permitió en una primera vinculación trasladando en la oportunidad dos búfalos (Gigante y Felipe), un yacaré (Coco).

En 2021 otros animales siguieron sus pasos: dos monitos carayá, rescatados de una tenencia domiciliaria, una veintena de tortugas de agua, dos suris, una manada de doce ciervos dama que vivían desde hace años en el zoo y la burrita Pancha, que llevó una vida de sacrificios y azotes hasta que en 2020 la Municipalidad la rescató de sus maltratadores.

En este santuario que no está abierto al público, la municipalidad tiene la posibilidad de monitoreas y controlar el desarrollo de todos los animales trasladados, bregando así por su seguridad e integridad.



.row-feature:first-child { margin:0; padding:0; }