Relevamos las rampas que hay en el centro y restauramos más de la mitad. A través del programa Rioja Inclusiva vamos a erradicar las barreras arquitectónicas que dificultan la integración y la inclusión de todos y todas las personas que vivimos en la ciudad. El programa prevé un proyecto para la construcción de 60 rampas que permitirán que personas con discapacidad puedan circular por el casco céntrico sin ninguna traba o perjuicio, haciendo de la Ciudad un sitio más inclusivo. Ya se construyeron alrededor de 18 rampas sobre importantes arterias del microcentro riojano, como avenida Rivadavia, calle Belgrano, Pelagio B. Luna y San Nicolás de Bari.